Respeto

“En un momento en que casi todas las artes basan su jerarquía de valores en la idea de revuelta y de blasfemia, me gusta que el arte más joven de todos, el de apariencia más vil, en el curso de una de sus andaduras más discutibles, el realismo, se dedique de improviso y como a pesar suyo a redescubrir el sentido de esta virtud del respeto, que el arte convirtió otrora en su emblema.

En esta película se buscará en vano el eco de una aventura que es todavía la comidilla de las crónicas de la sociedad, y nunca un director trató a su intérprete con menos amor ni miramientos. Si, durante la proyección, ocurre que nuestra mirada distraída deje al personaje para quedarse con la que lo encarna, no es el destino de la mujer el que le tienta, sino el de la actriz que, dócil a la férula de un amo sin ternura, aprende pacientemente a destrozar su andar regio de gran actriz trágica en los montones de piedras y de guijarros de los arenales.”

Roberto Rossellini: Stromboli, Eric Rohmer, El gusto por la belleza (Paidós, 2000)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Textos de directores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s