Sensaciones nuevas

“Toda la cuestión reside entonces en saber qué es lo que se quiere hacer con el plano, o con los planos. Las emociones son planos, planos de intensidad. Lo que en esencia se le reprocha el cine moderno es inventar planos perversos que rompen la emoción masiva. El público no está más en la pantalla, en la distancia del plano general donde puede reírse del personaje mistificado; en la proximidad del primer plano donde  se aterroriza ante el rostro horrible, ante el picaporte que gira lentamente, donde se excita ante los senos erguidos; no está en la condensación del plano cercano donde llora con la heroína martirizada. Está como expulsado fuera del juego, testigo de acontecimientos equívocos y obligado a dudar entre planos separados, como en los efectos de transflex, las transparencias frontales disyuntivas de Syberberg, o los planos de voces de Duras o los planos machacados y fragmentados de Godard.

El cine moderno rompe los planos de emoción, inventa nuevas relaciones entre los planos, despoja el cine de emociones comunes para producir sensaciones nuevas, menos identificables, menos identificativas.”

Sistema de emociones, Pascal Bonitzer, El campo ciego (Santiago Arcos, 2007)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s