Remolino

“Turner trascendió el principio del paisajismo tradicional, según el cual el paisaje es algo que se despliega ante uno. En el Incendio en el Parlamento, la escena empieza a extenderse allende sus límites formales. Empieza a abrirse camino en torno al espectador en un intento por desbordarlo y rodearlo. En Tormenta de nieve esta tendencia se convierte en un hecho. Cuando de verdad uno permite que su mirada quede atrapada en las formas y colores del lienzo, cae en  la cuenta de que, al mirarlo, está en medio de un remolino: ha dejado de haber cerca y lejos. Por ejemplo, el impulso hacia la lejanía no lleva, como cabría de esperar, hacia dentro del cuadro, sino que es centrífugo hacia la derecha. Es un cuadro que incluye al espectador intruso.”

Turner y la barbería, John Berger, Mirar (Ediciones de la Flor, 1998)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s