Creencia y falta de dominio

“El espectador de cine se define ante todo por el hecho de que no puede detener y ni siquiera ralentizar el desfile mecánico de la película en el proyector. Por eso su (nuevo) control sobre los DVD (por ejemplo) plantea un problema: el zapping de un filme confiere a la capacidad de análisis del espectador -a su conciencia- un poder que el cine proyectado en una función le había quitado. En el cine, el filme arrastra al espectador, que no lo domina. Impotente frente al desarrollo de la proyección, más impotente aún  ante los efectos mentales ocasionados por ella. La cosa no deja de borrarse. Va demasiado rápido (la síntesis es velocidad) para ser percibida y menos aún conocida por el espectador. Hay desborde. El espectador de cine se encuentra a la vez en una situación de creencia y de falta de dominio. ¿Quién se reconoce hoy en esas dos cualidades?”

¿Inventar el cine?, Jean-Louis Comolli, Cine contra espectáculo (Manantial, 2010)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s