Archivo de la etiqueta: Burch

Haiku

“Pero sobre todo quisiera evocar una pequeña película francesa de 1905, de género indeterminado, apenas de dos minutos de duración, titulada L´Envers du theâtre y que condensa la alteridad primitiva. Consta de tres planos, coloreados a mano en la versión que he visto, y que dan un poco la impresión de proceder de fuentes muy diferentes. (Esto no es del todo imposible, lo que llamaríamos luego el collage era una técnica frecuente en la época)

1) Un coche de caballos deposita a unos trasnochadores frente a un teatro.

2) Cuadro repleto de gente en un palco; flirt, celos (pero apenas esbozados)

3) La cámara está colocada al fondo del escenario frente a una sala teatral (telón pintado entrevisto al fondo), con el telón en escorzo. Una cantante situada de espaldas a la cámara. Acaba una canción, le lanzan flores; el telón se cierra; pasa un bombero, el regidor (?) viene a echar un vistazo por el agujero del cortinaje; un trozo de decorado le cae sobre la cabeza y cae fulminado.

Frente a lo que se puedo pensar cuando fue redescubierta en el Congreso de la FIAF de Brighton en 1978, se trata de una película completa: este final punitivo -punitivo de un mirón, además-, tan fuertemente codificado en la época, significa sin duda alguna el final de un relato (que veo como una condensación abstracta, generalizada, de la minuta del gacetillero), un relato abierto y descentrado, descentrado en la medida de lo posible, una especie de Haiku surgido de la fábrica Pathé nunca sabremos por qué ni cómo.”

¿Un modo de representación primitivo?, Noël Burch, El tragaluz del infinito (Cátedra, 2006)

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones

Ver y mirar

“Evidentemente, hay siempre, en una imagen cinematográfica dada, elementos que destacan más que otros: por ejemplo, se mirará antes y sobre todo a un personaje que habla… Sí, pero se verá siempre el total encuadrado del que forma parte, y en especial la forma del encuadre en cuanto tal, incluso si el fondo de la imagen es uniformemente blanco, negro o gris. Porque mirar es una función del espíritu, ver una función del ojo, y ante una pantalla de cine (como ante un cuadro, como ante una foto) la función mirar no predomina ya sobre la función ver, como sucede casi siempre en la vida: la selectividad de mirar no afecta nada a la no-selectividad de ver.”

Plástica del montaje, Noël Burch, Praxis del cine (Fundamentos, 2008)

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones